Agroparque Steam: El gran huerto educativo del colegio Juan de Dios Aldea

COMENZÓ PLAN DE VACUNACIÓN COVID-19 EN LA PINTANA
3 Febrero, 2021
PAGUE AQUÍ SU PERMISO DE CIRCULACIÓN 2021
9 Febrero, 2021

Con el objetivo de crear espacios bien tratantes al interior de establecimiento, es que se genera la construcción del Agroparque Steam en el colegio Juan de Dios Aldea, un enorme huerto educativo que contempla el cultivo y posterior cosecha de alimentos, además de un invernadero y un gran espacio para realizar clases al aire libre. Otra de las razones de su creación es rescatar el sentido patrimonial de El Castillo, sector en el que se encuentra emplazado el establecimiento.

Esta construcción fue pensada para beneficiar a los y las estudiantes de la escuela, pero también, para generar un vínculo con la comunidad. Desde julio del 2020, los y las profesoras del colegio atendieron estudiantes para realizar apoyo pedagógico en pandemia, considerando las dificultades que las familias presentaban para resolver las guías. Fue así como antes de iniciar el proceso, se realizaba una visita guiada en el marco de la contención emocional, para que alumnos y apoderados pudieran conocer e interactuar en los espacios nuevos de la escuela.

César Gutiérrez, director del establecimiento nos cuenta que “el trabajo es para la comunidad, donde lo que se busca es que el profesor pueda salir y pueda preparar en estos espacios las actividades académicas, por lo tanto esto, los niños lo valoran”. 

Esta zona mezcla tecnología, ciencias, matemáticas y kinestesia. Su construcción potencia los ambientes bien tratantes, espacios gratos. Ha sido financiado por los dineros establecidos en la Ley de Subvención Escolar Preferencial, incluidos en el Fondo de Proyectos de Mejoramiento Educativo y su inversión fue de 45.979.622 pesos. Mezcla la agricultura con la tecnología, gracias a un sistema de riego automatizado que se activa por las noches y que permite mantener hidratadas las frutas y verduras que aquí se cultivan. Su construcción se ejecutó en dos etapas, la segunda de ellas, terminada recientemente contempló la instalación de tres aulas sustentables para la realización de clases al aire libre.

Este agroparque permitirá un trabajo sistémico en conjunto con el Centro de Padres del recinto, para trabajar en periodos de alta recolección como lo es el verano. Así se pretende dar continuidad a la cosecha durante los meses de enero y febrero, reforzando la intencionalidad de su creación, mantener la escuela abierta no solo para los estudiantes, sino que, para toda la comunidad, como un gran espacio educativo.

“Nuestro objetivo es vincular a la comunidad al colegio porque eso le hace parte, sentido y lo cuidan, porque la gente entiende que es de ellos. Yo creo que eso es lo que hemos procurado como escuela hacer. Darle un tema de dignidad, darle un imperativo ético que permita que los espacios bien tratantes como esta escuela, pueda también ser usado por la comunidad, no solamente como estudiante, sino que como familias del sector”, comenta su director.

Comments are closed.